En nuestro último post os detallábamos los múltiples beneficios de estudiar en Estados Unidos. Hoy, de forma consecuente, queremos ofreceros algo más de información al respecto, sobre cómo es el proceso de admisión y sobre qué cosas se necesitan para poder conseguirlo.

Antes de nada, debemos distinguir dos procedimientos, uno para aquellos interesados en la admisión universitaria y otro para los interesados en la admisión en un high school o boarding school.

¿QUÉ NECESITO PARA SER ADMITIDO EN UN BOADING SCHOOL AMERICANO?

Los boarding schools admiten a estudiantes desde 2º de la ESO hasta lo que sería nuestro 2º de bachiller e incluso un año más (lo que ellos llaman post-graduate, una especie de curso puente hacia la universidad, de carácter preparatorio).

Algo esencial para el proceso será el mantener un buen expediente. Este tipo de escuelas forman estudiantes excelentes por lo que un alumno con asignaturas suspensas será descartado. Por norma general se requieren las notas finales de los dos últimos cursos más las actuales, las cuales además tendrán que estar debidamente traducidas.

De igual importancia son las pruebas de admisión, dependiendo de tu edad y curso tendrás que enfrentarte a una prueba u otra (SSAT para cursos inferiores, SAT para los superiores). El TOEFL (Test Of English as a Foreign Language) es un requisito obligatorio para todos aquellos estudiantes cuya lengua materna no sea el inglés. Con él se miden las competencias del alumno y su nivel de inglés queda a la luz, a fin de determinar si necesitará clases de refuerzo o no. El proceso se completa con redacciones y cartas de recomendación.

¡Esto es lo esencial a grandes rasgos! Recuerda además que de ser deportista puedes optar a la reducción de ciertos costes gracias a los programas de ayuda financiera disponibles.

¿QUÉ NECESITO PARA SER ADMITIDO EN UNA UNIVERSIDAD AMERICANA?

Las universidades americanas, entre las que podemos distinguir university o college, aceptan a estudiantes tanto de primer año como de años posteriores que ya hayan iniciado su educación superior en otros centros (se les suele llamar transfer students). Los requisitos, sin embargo, son bastante similares a los de arriba, aunque con algunas variaciones.

En este sentido, los exámenes de acceso también resultan determinantes para el proceso. El SAT es obligatorio para todos aquellos estudiantes de primer año (con algunas excepciones pero realmente pocas). Aquellos estudiantes transfers (o sea, transferidos de otros centros) pueden verse eximidos de este examen pero tendrán que pasar por un proceso de conversión de créditos. El TOEFL es siempre necesario e imprescindible para el proceso universitario cuando el alumno proceda de un sistema educativo de lengua no inglesa.

El expediente académico conforma la otra gran parte del perfil del candidato y, al igual que comentábamos arriba, conviene contar con buenas notas a fin de evitar cualquier problema en el proceso. En EEUU además se premia el esfuerzo y si se cuenta con notas muy altas, también puede optarse a una beca de tipo académica, además de la deportiva, en caso de ser un atleta notable.

Eso es todo para ambos procesos. Esta es una información genérica que, dependiendo del centro a aplicar, puede verse ampliada con otros requisitos. Para más información sobre todo ello, no dejéis de consultar nuestra página web y este blog, en el que seguiremos posteando información valiosa para ambos procesos.